viernes, 16 de julio de 2010

Situación 1

Una persona ama, pero siente que por algo su amor no es correspondido. Dos personas dicen amarse, pero no paran de reprocharse cosas que ellas mismas hacen, siempre hay peros, esos peros siguen con un vos, entonces cada reproche se remata con un: si pero vos...
Que desasperante es que no te conozcan. Yo misma confundo las palabras y me rio por dentro cuando pienso que soy lo mejor que le puede pasar, pero no por que crea que soy mejor que el resto, sino por que se que puede aprender mucho de mi, cuando me de la chance.
Cuando las personas se pelean mucho es por que son muy diferentes o muy parecidas?
Busco la diferencia entre tus ganas de conocer y las ganas de que te conozcan. Entre lo que decis saber y lo que sabes realmente. Busco la diferencia entre la aburrimiento y estar tranquila. Busco conversaciones absurdas que hagan pasar los minutos perdidos. Me pierdo en el tiempo y pienso que no tenemos tema en comun, entonces, que extrañas cuando decis que me extrañas?. yo se que todas las cosas no pueden ser dichas, pero están. A veces esas cosas son tan incomodas que quizas hasta se dicen mal, hasta llegar al extremo de culpar sin haber culpable. A veces el amor resulta ser tan útopico que es necesario hacer lo más simple pero al mismo tiempo dificil entre las personas, escuchar.

4 comentarios:

Nicolás dijo...

Uf, escuchar, qué problema cuando uno dice hacerlo, pero miente; o cuando lo hace en efecto, pero no como el otro quiere, o sea no escucha lo que tiene que escuchar, o sea, de nuevo, "miente". Un embole.

También está la cuestión de buscar sin descanzo, casi desesperadamente, llenar esos espacios de silencio. Quién dijo que tenemos que hablar en cada momento!

Ni hablar del "sí, pero vos..." ay ay ay.

Upa! Creo que tengo problemas :P

Un abrazo

Chipi dijo...

no se si es condición sin equa non tener cosas en común para extrañarse.
Pero es mi opinión.


"A veces esas cosas son tan incomodas que quizas hasta se dicen mal, hasta llegar al extremo de culpar sin haber culpable"

EXCELENTE reflexión amiga, simplemente brillante.
Y te la robo.



al fin actualizas nena....es lindo leerte, sabelo.

Ana María López dijo...

Hola =)

Me llamo Ana María y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gustó mucho su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para así atraer más visitantes y poder hacer más conocida mi web. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si está de acuerdo. Hágamelo saber.

Suerte con su web! :)
Ana María

Ale dijo...

Es difícil saber escuchar, pero también es difícil saber decir las cosas. Abrirse, confiar. Y en el medio, el amor, las personas, y los ideales que se caen y uno a veces que no quiere aceptarlos. El tema de las diferencias o las igualdades yo creo que no define nada, mil veces encontré que dos personas no podían estar juntas por ser iguales y otras por ser distintas, me parece absurdo querer definir algo como si hubieses reglas cuando se trata de amor.

Cada caso es distinto y la única forma de que las cosas no se junten y estallen es hablar, es cierto que hablar de más puede traer otros problemas pero al menos ahí discutiríamos sobre la verdad que dijimos y no sobre algo que nunca se dijo.

Es decir, las personas que se aman pueden reputearse todos los días de su vida y aún así amarse con locura, un amor un poco enfermo quizás, pero son maneras de llevarlo que tiene cada uno. El tema está en si a alguno le molesta esa forma de relacionarse. Ahí es donde hay que hablar y olvidarse del "yo", pensar en que tenemos en frente a alguien que quiere estar con nosotros y tiene algo que decirnos.




Por fin pude volver a tu blog, nunca más apareció tu perfil como disponible y yo no recordaba el nombre exacto de tu blog.

Besos